Viajar a Perú: ¿Qué vale la pena ver y hacer en la nación inca?

Inicio » Viajar a Perú: ¿Qué vale la pena ver y hacer en la nación inca?

Con su riqueza histórica y cultural, Perú es un país como pocos a nivel mundial con múltiples bondades, que van desde lo arquitectónico, lingüístico y gastronómico hasta lo social y estilo de vida. Dichas cualidades hacen que viajar a Perú resulte increíble, donde destacan destinos milenarios que forman parte del patrimonio mundial que sólo se pueden encontrar en la nación inca, cuyas costumbres y legado aún se encuentra intacto.

Siendo así, hay mucho que ver y hacer en Perú. A continuación, algunas de las opciones más relevantes a la hora de visitar esta inigualable nación inca:

Machu Picchu

Siendo uno de los destinos turísticos más importantes del mundo y símbolo arquitectónico, histórico y cultural del Perú, Machu Picchu es siempre la primera opción respecto a qué ver en tal país.

Concretamente, Machu Picchu es una ciudadela, santuario y fortaleza inca de gran valor arquitectónico, paisajista y de ingeniería y con cualidad religioso, construida antes del Siglo XV y ubicada en plena Cordillera Oriental del sur del Perú, en el distrito de Machupicchu y provincia de Urubamba, a casi 2500 metros sobre el nivel del mar.

Esta región forma parte de las Siete Maravillas del Mundo y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La ciudadela puede verse desde los picos Huayna Picchu y también desde el llamado igual al santuario, o también se puede entrar a través del camino inca con 40 kilómetros y cuatros días de viaje que permite disfrutar las montañas, valles, caminos milenarios y escalones de piedra, resultando toda una experiencia.

Cuzco

La ciudad más cercana a Machu Picchu es Cuzco, y que no es otra que la que fue la capital del Imperio Inca. Cuzco en sí misma como ciudad es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, debido a sus cualidades históricas y culturales.

Por ejemplo, se pueden observar aún vestigios de la época inca, como la Piedra de los 12 Ángulos y otras ruinas que se combinan con la arquitectura moderna, pero sin perder el aire histórico.

Otros lugares a visitar son el Templo de la Luna, el Templo del Sol donde sobre él se construyó el convento Santo domingo, el barrio San Blas de artesanos y pequeños mercados, la Plaza de Armas que es la principal de la ciudad y también Qengo y Cristo Blanco.

Lago Titicaca

El lago Titicaca es uno de los más famosos y se encuentra en Perú. La razón principal por la cual es tan reconocido es por ser el lago navegable más alto a nivel mundial, estando casi a una altura de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Además, con un tamaño de 8.300 kilómetros cuadrados de los cuales el 56% le pertenece al Perú (el resto pertenece a Bolivia), el lago Titicaca es inmenso y en su interior se encuentran incluso islas que se pueden visitar, como Uros y Taquile viniendo desde la región de Puno. En esta última isla no hay alojamientos, lo proveen los mismos habitantes en sus casas.

Arequipa

Junto con Cuzco, Arequipa es otra de las ciudades emblema y que al viajar a Perú se hace casi imprescindible visitar, siendo también considerada Patrimonio de la Humanidad.

La “Ciudad blanca” como también se le conoce por su arquitectura colonial basada en piedra volcánica de tal color y que muchos edificios y el casco histórico mantienen, es increíble por sus cualidades.

Por ejemplo, el Monasterio Santa Catalina en la región es una pequeña ciudadela con calles y edificaciones que al recorrerlas parece que se hubiese detenido el tiempo, ya que se encuentran intactas luego de siglos de realizarse en épocas del virreinato español.

Otros destinos que ver en Arequipa son la Casa de Moral, la principal Plaza de Armas, así como los miradores: Yanahuara y Carmen Alto desde donde se observa la ciudad desde lo alto para admirar su esplendor.


Si te gustó este artículo: Viajar a Perú: ¿Qué vale la pena ver y hacer en la nación inca?, no dudes en calificar y compartir con tus amigos!

Escribir comentario